Mapa de suelos de Costa Rica

A pesar de ser un territorio bastante pequeño, Costa Rica posee aproximadamente el 5% de la diversidad de todo el planeta. Sus pequeños pero diversos biomas han hecho de este país una amalgama de aleaciones minerales que combinan los territorios costeros con las faldas de algunos de los volcanes que continúan activos aun hoy en día.

¿Qué hace que el mapa de suelos de Costa Rica sea tan rico y variado? Aquí te hablaremos sobre lo que debes saber sobre los ricos e interesantes suelos de Costa Rica.

Mapa de suelos de Costa Rica

Andosoles

Forman parte del 14% del suelo del territorio de toda Costa Rica. Su origen se remonta a la transformación geológica en la que la actividad volcánica juega un papel fundamental. Este suelo es un derivado directo de las cenizas de actividades volcánicas de miles de años atrás, dejando como resultados suelos oscuros que existen en las Cordilleras de Talamanca, la Cordillera Volcánica Central y parte de las vertientes del Mar Caribe, el Océano Pacífico y la zona norte del país.

Este suelo posee una composición mineral rica para la producción agrícola de café, caña de azúcar y otras hortalizas, que representan las bases de las actividades agrícolas de exportación a nivel internacional. Estos suelos son idóneos para la crianza apropiada de ganado vacuno, para el cultivo bananero y otras actividades del sector agropecuario.

Luvisoles

Estos suelos son característicos por la presencia de una alta cantidad de materia arcillosa, tierras erosionadas por los procesos de lluvia y aluviales adyacentes y donde es común el proceso de arcillificación. Esto deriva en complejas formaciones geológicas que poseen una elevada concentración de minerales base. Son bastante comunes en zonas que cuenten con la presencia de minerales sedimentarios y volcánicos, que suelen estar compuestos por roca caliza y arenisca.

Lee también:  Aeropuertos de Costa Rica

Las regiones con estos suelos poseen un característico clima de lluvias intensas, en las que las estaciones lluviosas y secas tienden a ser implacables.

Alisoles

Se caracterizan por la presencia de condensaciones arcillosas en las zonas del subsuelo, y la casi ausente existencia del mismo en la superficie. A su vez, estos suelos son bastante comunes y se extienden en las faldas de la cordillera de Talamanca hacia los océanos Pacífico y Atlántico, y en las llanuras en la zona norte del país. Algunos valles en la zona central-sur del país también cuentan con la presencia de este tipo de suelos.

Gracias al fuerte clima tropical, a las constantes y abundantes lluvias y a las altas temperaturas, el suelo ha desarrollado una contraposición de la arcilla en la superficie del suelo hacia el horizonte, lo que representa una sorprendente acumulación de minerales como el aluminio.  Estos suelos poseen una tonalidad rojiza y terracota bastante distintiva.

Si bien es un tema bastante complejo, vale la pena estudiar la complejidad de las composiciones minerales y geológicas del mapa de suelos de Costa Rica.

Gracias a su estudio podemos comprender un más de las actividades económicas de este rico país, su amplia diversidad de ecosistemas y sin dudas se suma a las razones que vuelven del país un territorio impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *