¿Cuál es la comida típica de Costa Rica?

La cocina de Costa Rica combina suculentos ingredientes de todas partes del continente y resalta sus alimentos autóctonos. En turismo, una gastronomía típica es un gancho efectivo para atraer clientes que están hambrientos y buscan estimular su paladar.

No solo eso, Costa Rica compite por la calidad de sus alimentos y posee patentes autóctonas para sus propias invenciones culinarias. Entonces, leamos acerca de los deliciosos platillos, aperitivos y bebidas típicas de esta nación centroamericana.

Gallo pinto

Un platillo que no puede faltar el desayuno de los costarricenses, consta básicamente, de frijoles y arroz.  Esto, puede ser condimentado y sazonado con ají, pimentón, cebolla y cilantro.

Además, es un componente del desayuno, pues se acompaña con huevos, salchicha, jamón, aguacate y un sabroso melcochón (una versión del baguete).

Esto, con mantequilla, o queso cuajada y una humeante taza de café costarricense. Que por cierto, compite en su calidad entre los mejores café gourmet del mundo.

El Casado

Un platillo mixto y accesible que te dejará a reventar. Consiste en, arroz blanco, carne, pollo, pescado o chuleta de cerdo, como las prefieras, con una guarnición de frijoles rojos o negros muy bien condimentados.

¿Cuál es el platillo típico de Costa Rica?
Casado

Además, incluye plátano asado, frito o sancochado y una apetecible ensalada de vegetales picados. Sin duda, toda una delicia y atractivo turístico y con todos los componentes de la pirámide alimenticia.

Olla de carne

Para los amantes de las sopas y los guisos, la olla de carne es una jugosa fuente de vitaminas, proteínas y minerales hecha con trozos de zanahoria, yuca, batata, plátano, mazorca y trozos de carne de res.

Guaro

Por último, para poner a tono el ánimo y disfrutar de una noche divertida en la nación costarricense, nada mejor que tomarse un guaro. Este es, un aguardiente de caña autóctono.

Además, tiene distintas preparaciones como el guaro pounch de coco, piña y fresa, el guaro sour de tomate, chile, limón y sal. Incluyendo, el guaro cola, con coca cola y otras variantes como chiliguaro y el chicheme.

Costa Rica no deja de sorprendernos y con estas apetitosas y populares propuestas, no desearemos abandonar los locales. De hecho, su riqueza culinaria es una herencia que tiene lugar en cada mesa de cualquier estrato social. Es decir, la columna vertebral que une a Costa Rica, es su comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *